COCINANDO APRENDEMOS A…

Entre otras muchas cosas, cuando cocinamos, podemos aprender a:

  • Desarrollar todos los sentidos:
    • El olfato cuando percibimos los distintos aromas de los ingredientes por separado y de cómo estos olores se van transformando una vez que se va elaborando la comida.
    • El tacto pues al estar trabajando con los ingredientes podemos percibir si son duros o blandos, suaves o ásperos, lisos o rugosos, fríos o cálidos y cómo esto se modifica una vez cocinado pues se puede pasar de duro a blando tras la cocción, o de líquidos a solidos como les ocurre a los huevos.
    • Cuando trabajamos en la elaboración y la presentación de un plato como nos resulta imprescindible la vista, la combinación de los colores, la colocación en el plato.
    • La importancia que tienen los sonidos en función de lo que estemos haciendo, si estamos cociendo, o friendo. Como hay platos que en los que el sonido nos indica que están listos (las migas “chillan” cuando están en su punto)
    • Y por supuesto el gusto, los distintos sabores que hacen que un plato nos entusiasme, el dulce, salado, picante, agrio… y como si sabemos combinarlos y jugar con ellos tendremos el éxito asegurado.
  • Tenemos que controlar los tiempos de macerado, cocción, horneado, reposado (segundos, minutos, horas, días)
  • A través de la cocina podemos conocer infinitos ingredientes nuevos, los lugares de donde vienen (con lo que podemos “viajar” por todo el mundo) y su historia y como con estos ingredientes podemos elaborar una increíble variedad de platos que van teniendo variedades conforme nos movemos en el mapa.
  • Podemos clasificar todos los ingredientes de distintos modos (legumbres, verduras, carnes, …)
  • Los nombres que tiene los distintos ingredientes y los platos terminados y como estos cambien según los distintos lugares del mundo.
  • Conocemos los nombres de los distintos procedimientos (rehogar, macerar, freír, marinar,…)
  • La cocina, cuando hacemos un plato en familia, se convierte en un lugar para conversar.
  • Para elaborar un plato hay que pesar nuestros ingredientes y lo hacemos en gramos, en kilos, en centímetros cúbicos, en litros … aprendiendo también sus abreviaturas (gr, kg, cc, l, …)
  • Además no siempre utilizamos las unidades enteras sino que utilizamos fracciones (½ paquete de galletas, ¼ de mantequilla).
  • Cuando cocinamos tenemos que tener muy en cuenta las normas necesarias para que nuestro plato salga rico y no tener accidentes.
  • Lo importante que es tener la higiene necesaria cuando elaboramos un plato.
  • Cómo hay que dejar la cocina al finalizar.
  • Pero sobre todo la cocina es el lugar donde nuestras niñas y nuestros niños pueden hacerse autónomos.
    • Es necesario tener un adecuado control del cuerpo para echar una pizca de sal, mezclar ingredientes, amasar, rallar zanahoria, picar cebolla o pelar una patata.
    • Saber la distinta presión que hay que hacer con el cuchillo cuando cortamos un ingrediente duro o blando.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s